Clup Hipico

Para los amantes de los caballos o ponis, que pueden ser desde amazonas o ginetes hasta caballos y ponis


No estás conectado. Conéctate o registrate

Casa de Anita y Llena.

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 4.]

51 Re: Casa de Anita y Llena. el Miér Feb 29, 2012 10:32 pm

Jacob Black

avatar
-Además, sería sumarles un trabajo más. No dudo que disfruten mucho con lo que hacen, pero hay demasiados caballos como para que estén teniendo que ocuparse de otro más a causa de que su dueño es un irresponsable- me encogí de hombros, esbozando una sonrisa ligera ante aquello. Me alegraba el saber que había tomado una buena decisión. Las palabras de Ana tuvieron un gran peso en la charla, a lo que asentí con la cabeza de forma prácticamente efusiva. -Me pasa contigo. Te he tomado cariño en muy poco tiempo, y no sé si eso es exactamente bueno o malo- me quejé, con un claro tono de reproche, aunque sin darle demasiada importancia al tema. -Quiero hacer muchas cosas a la vez. Mudarme, conseguir un nuevo caballo, comprar algunas cosas que me faltan... A saber qué banco tendré que asaltar para conseguir hacerlo todo- bromee. Tendría que conseguir nuevos clientes y ponerme el doble de tiempo en el taller para conseguir dinero para el caballo y para mantenerlo. Sí, ojalá fuese tan fácil como planearlo. Suspiré con pesadez, ya algo intranquilo por el tema del dinero. Le sonreí ante su ofrecimiento, asintiendo con la cabeza. -Gracias... Lo mismo digo, en cuanto tenga caballo- me reí un poco. Nuevamente el tema de la desaparición de los caballos salió a flote, a lo que hice una mueca. -Oye, que no estaba muerto, estaba de parranda. ¿Lo has oído? Bueno, eso mismo debe suceder con tus caballos. Deben estar por ahí, divirtiéndose un poco- me reí. Entendía su preocupación, pero poco podíamos hacer al respecto. Observé la hora y tomé un poco de valor, levantándome de la cama. -Será mejor que me vaya... Comenzará a llover dentro de nada y será mejor que llegue seco a casa si no quiero que mi padre me mate- me reí un poco. Había sido un gran día, sin lugar a dudas, y esperaba que se repitiese, sin lugar a dudas.

52 Re: Casa de Anita y Llena. el Miér Feb 29, 2012 10:51 pm

Anita

avatar
-Mmm... Si de verdad aman a los caballos, desde mi punto de vista, no les importará un caballito más.-bromee, riendo después. Negué con la cabeza ante su comentario, -dudo que seas un irresponsable.-comenté, tratando de que mis palabras pareciesen lo más sinceras posibles. Adoraba tener conversaciones con personas como él, personas con las que se podía hablar, bromear y confiar. Sonreí ante su comentario. -Créeme, a mí también me ha pasado contigo, aunque, supongo que será algo bueno, ¿no crees?-añadí, esbozando una sonrisita torcida. Le resté importancia al tema, al igual que llevaba haciendo desde hacía rato. -Bueno, quizá sea cierto eso de que quieres hacerlo todo a la vez. Si necesitas ayuda, ya sabes, no tienes más que pedirla.-dije, mirándole a los ojos, sonriendo. -Si asaltas un banco, avísame, no me lo perdería por nada.-bromee, riendo después. Realmente, no veía a Jake asaltando un banco, aunque mi imaginación a veces era bastante brillante. Hice una leve mueca al oír sus palabras. -Sí, seguro, se habrán ido de vacaciones por ahí, a pasarlo bien.-dije, bromista. Cualquier ánimo sobre aquello me venía bien. De nuevo, la hora. Miré mi reloj. Era tarde, y Jacob tenía razón respecto a la lluvia. Me levanté y comencé a caminar a su lado hacia la salida, bajando las escaleras, acompañándole hasta la puerta. -Tienes, razón, no quiero que por mi culpa pilles un resfriado. ¿Nos vemos mañana?-dije, esbozando una dulce sonrisa. Abrí la puerta, dejando caer mi peso sobre ésta, a la vez que dejaba que Jake saliera, camino a su casa. -Hasta luego, cuídate.-finalicé, sin dejar de mirarle y sonreír.

53 Re: Casa de Anita y Llena. el Miér Feb 29, 2012 11:07 pm

Jacob Black

avatar
-Créeme, pasarse todo el día haciéndose cargo de caballos llega a cansar en algún momento, por mucho que los ames- observé, ya que era como todo. Yo amaba las motocicletas y todo lo que tuviese que ver con ellas, pero llegaba cierto tiempo, que luego de estar todo el día metido en el garaje necesitaba un respiro. Y claro que no se podían comparar las motocicletas con los caballos, pero era algo que suponía se trataba de una norma general. -Los excesos no son buenos en ningún sentido- comenté, encogiéndome ligeramente de hombros, esbozando una sonrisa divertida. -No me conoces. En algunos temas sí que puedo sentar cabeza y ser lo más responsable posible, pero en otros...- aquello fue casi una confesión, aunque supuse que era algo que en cuanto me conocían sospechaban al menos. Asentí con la cabeza ante lo que ella dijo, de acuerdo, pero en parte. -Es bueno, espero no volverme dependiente de ti, únicamente- me reí un poco. Tener que cargar conmigo ya demasiado tiempo no sería fácil, ni para ella, ni para nadie. -Agradezco que te ofrezcas- respondí ante su nuevo ofrecimiento. Era demasiado generosa. Y además, su bondad era genuina, no era de aquellas personas que se ofrecían únicamente para quedar bien. Todo lo contrario, más bien. En cuanto ella se levantó la seguí, bajando las escaleras y esperando en la puerta. Me quedaba un camino bastante largo hasta la hípica, pero nada que no pudiese soportar. -Nos vemos mañana- coincidí, asintiendo con la cabeza. Salí de la casa en cuanto abrió la puerta, poniéndome las manos en los bolsillos debido al cambio bastante brusco de temperatura. Me acerqué unos pasos a Ana y le besé la mejilla, a modo de despedida, sin segundas intenciones. -Tú también cuídate- le sonreí y retrocedí unos pasos, dándome vuelta luego y comenzando a caminar hacia la Hípica para buscar la moto.

54 Re: Casa de Anita y Llena. el Miér Feb 29, 2012 11:30 pm

Anita

avatar
-Tienes razón, los excesos acaban haciendo que pierdas el interés y éso no es bueno.-reconocí, sin dejar a un lado la sonrisa que tanto me caracterizaba. -Bueno, supongo que todos somos irresponsables en ciertos temas...-comenté, dándole nuevamente la razón a Jake. Esbocé una sonrisa divertida al escuchar las palabras siguientes de Jacob. -No es nada, no lo agradezcas.-dije, riendo por lo bajo. Ayudar era algo que me encantaba y que nunca me cansaría de hacer, y menos a personas a las que apreciaba, personas como Jake. Estaba absolutamente segura de que no me pensaría dos veces el ayudarle, en lo que necesitara, incondicionalmente. Esbocé una dulce sonrisa ante su despedida, asintiendo con la cabeza después. No dije nada más, me limité a sonreír y a verlo marchar. Había sido un día largo, pero a la vez divertido. Las horas junto a Jake se habían pasado, prácticamente, volando. Cerré la puerta tras verlo alejarse e ingresé nuevamente en la casa, acercándome al calor de la chimenea. Luego de un rato me subí a mi dormitorio, a dormir. Tras pasar, probablemente, horas pensando, recordando, logré dormir. Deseando que llegase el día siguiente, que la Luna diese paso al Sol y, que con ello, pudiese ir nuevamente a la Hípica.

55 Re: Casa de Anita y Llena. el Lun Mar 12, 2012 7:15 pm

Jacob Black

avatar
Fui disminuyendo lentamente la velocidad hasta detenerme completamente frente a la casa de Ana. Apagué la motocicleta, apoyando uno de mis pies en la acera y esperando que la chica bajase. En cuanto lo hizo le dediqué una sonrisa, indeciso sobre qué hacer. Tenía dos opciones y por el momento sólo consideraba una, ya que la otra me parecía algo demasiado arriesgado como para hacerlo. Aunque, pensándolo bien, seguramente los resultados fueran más provechosos que las posibles contras de seguir mis impulsos. Me mantuve en silencio, con mi mirada todavía clavada en Ana, dándole vueltas al mismo asunto. Finalmente llegué a una conclusión, a lo que inhalé aire profundamente, aunque de forma disimulada, acabando con toda aquella sensación de incomodidad que se ubicaba en mi estómago.
-Bien, es hora de irme- puntualicé, haciendo una mueca y observando la casa de Ana por unos cortos instantes, volviendo mi mirada hacia ella. -¿Nos vemos mañana?- pregunté, casi seguro de que la respuesta sería positiva, ya que de alguna u otra forma acabaríamos encontrándonos en el club. Me levanté ligeramente de la motocicleta, quedando más o menos a la altura de ella, con el simple objetivo de despedirme. -Cuídate- le pedí, acercando mi rostro al de ella y, finalmente, sintiendo la calidez de sus labios presionar contra los míos. No, no tenía idea sobre qué tan bien había estado aquello, o sobre si había arruinado todo por un simple beso. El hecho fue que todo hizo crac, todas las piezas del rompecabezas encajaron finalmente, develando aquél misterio sobre el por qué de mis actitudes frente a ella. Apenas un roce fue capaz de elevarme hasta límites insospechados, así que me separé pasados unos segundos, por el simple hecho de que el sabor embriagante de los labios de Ana eran demasiado como para controlarme en aquél momento. Volví a colocarme sobre el vehículo, dando una patada con fuerza con el objetivo de encenderla y acelerando prácticamente enseguida. No me daba la cara como para observarla así, luego de haber hecho aquello y sin estar seguro de cuál sería su reacción, de como actuaría ante eso. Sí, tenía miedo.

56 Re: Casa de Anita y Llena. el Lun Mar 12, 2012 8:37 pm

Anita

avatar
Jake paró la moto justo en la puerta de mi casa. Cuando el motor de la motocicleta dejó de oírse, me bajé rápidamente y le dediqué una dulce sonrisa a Jake. -Gracias.-dije, sincera. Era de agradecer todo lo que hacía por mí, tanto aquello de traerme a casa como por sacarme aquellas sonrisas cada vez que estaba con él. En aquel extraño silencio, me dediqué a sacar de mi bolsillo las llaves de la casa, sin dejar de mirar de vez en cuando a Jake. De nuevo, Jake habló, a lo que hice una mueca y le sonreí. No dije nada más, pues sospechaba que diría algo más, y así fue. Asentí ante su siguiente comentario.-Por supuesto. Mañana nos vemos.-respondí, sin dejar de sonreír. Vi que se levantaba, colocándose a mi misma altura. -Tú también, cuídate.-le pedí yo también, antes de sentir sus cálidos labios ejercer una suave presión contra los míos. En ese mismo intante, mi corazón se desbocó. Sentía como si mi pecho fuese a explotar. En aquellos instantes, todas aquellas ideas, sensaciones y pensamientos que no parecían tener conexión ninguna se ordenaron, uniéndose como piezas de un puzzle, dándome una respuesta a todo aquello que antes me desubicaba. Disfruté de la calidez de sus labios al rozar con los míos, separándonos segundos después. Esbocé una leve sonrisa torcida, apenas visible, pero que estaba dibujada en mi rostro. Una fuerte sensación de anhelo y algo de descontrol recorrió todo mi cuerpo, como obligándome a volver a besarle. Aunque aún me quedaba un mínimo autocontrol, suficiente como para quedarme estática en mi sitio, viendo cómo Jake arrancaba la moto y se marchaba. No lo podía creer. Ahora deseaba que llegase el día siguiente, para volverlo a ver. Estaba segura de que aquella noche no dormiría, sino que me la pasaría deseando ver nuevamente la luz del sol y poder ir hacia la Hípica nuevamente y verle a él, a Jacob, aquel chico que había logrado enamorarme por completo.

57 Re: Casa de Anita y Llena. el Vie Mar 16, 2012 9:30 pm

Anita

avatar
Llegué junto a Jake desde la Hípica. Habíamos venido caminando, después de haber dejado a los caballos en la gran pradera. -Llegamos, al fin.-suspiré, acercándome a la puerta. Busqué en mis bolsillos las llaves, abriendo la puerta de entrada, dejando entrar después a Jake para, finalmente, cerrar la puerta tras de mí. Le sonreí al chico, caminando lentamente hacia la vivienda. -Ven, vamos a la parte de atrás.-le invité, sin separarme de su lado. En la parte trasera estaba la piscina, de limpias aguas cristalinas. En una parte a la sombra, en un porche, habían un par de sillones. Extendí la mano hacia ellos, invitando a Jake a que se sentase. Cuando el chico lo hizo, me senté yo también, a su lado. Linda no tardó en aparecer, a lo que le sonreí y la acaricié, a modo de saludo. -Hola, pequeña.-la saludé con alegría, esbozando una sonrisa cariñosa. Después ella se acercó a Jake, juguetona, saludándolo también. Observé aquella escena, sin borrar de mi rostro aquella sonrisa que me caracterizaba. Cuando Linda se retiró y se quedó deambulando alrededor de la piscina, volví a mirar a Jake. Aún no creía lo que había ocurrido anoche, pero me gustó que aquello hubiese sucedido. Aquello había servido para aclarar nuestras ideas; reordenarlas para encontrarle sentido a todo aquello que sentía hacia Jake. Me gustaba, muchísimo, y esperaba que aquello no cambiase, a pesar del poco tiempo que hacía que nos conocíamos; a pesar de que ni siquiera hacía un día que había podido saber lo que sentía hacia él con exactitud, y que además aquello fuese correspondido. Miré a Linda, esbozando una sonrisa. -Bien, al fin tranquilos.-comenté, medio en broma, medio enserio. Reí por lo bajo, sin dejar de mirar a Jacob y sin borrar una dulce sonrisa de mi rostro; aquella sonrisa que siempre estaba presente cuando estaba junto a él, y que ahora entendía a la perfección el por qué nunca se eliminaba de mi rostro.

58 Re: Casa de Anita y Llena. el Jue Mar 22, 2012 6:44 pm

Jacob Black

avatar
El camino se había hecho lo suficientemente largo como para sentir una leve incomodidad después de la larga caminata. Fruncí levemente el ceño, esbozando una mueca que dejaba a ver mi descontento, borrándola finalmente al oír la voz de Ana. Tampoco es que fuese su culpa el hecho de que yo no estuviese en forma, cosa más que obvia vistas las circunstancias. -Sí, al fin- remarqué aquellas palabras, negando levemente con la cabeza. Ahora era un hecho que tendría tiempo de sobra para recuperar energías, así que abandoné aquella postura poca adecuada para la situación, esbozando finalmente una amplia sonrisa e ingresando a la casa de Ana detrás de ella. El lugar me sonaba conocido, dejando de lado el hecho de que evidentemente ya conocía su hogar, recordaba prácticamente cada detalle de las zonas de la casa. Aquello me extrañó, ¿por qué negarlo? ¿Desde cuándo tenía tan buena memoria? Correspondí aquella sonrisa de Ana, más allá de que la mía había parecido algo falsa, detalle que se atribuía directamente a mi confusión respecto al tema. Habíamos logrado solucionar las cosas que pasaban entre nosotros, sin embargo, todavía me asombraba el esfuerzo total y completamente inconsciente que hacía para recordar todo sobre ella. -Vamos- respondí al oír sus palabras, las cuales me sacaron de mis pensamientos. La seguí por detrás, paseando mi mirada curiosa por toda su casa, esbozando una sonrisa. Al salir al exterior de la casa le dí un vistazo, ya que no conocía aquella parte del lugar. Observé todo, deteniéndome finalmente en la piscina. Negué levemente con la cabeza ante aquello, comenzando a planear el día en mi mente, obligándome a centrarme en otras cosas. Mi lado malvado amenazaba con salir en cualquier momento, y teniendo una piscina al lado... Esbocé una sonrisa traviesa, sentándome al lado de la chica y dedicándole aquella misma sonrisa alegre, verdadera y genuina. Antes de que pudiese decir algo Linda apareció en escena, moviendo su peluda cola y dejando a ver con facilidad la felicidad que sentía al ver a su dueña nuevamente. Me reí levemente. -Hola, Linda- la saludé, dándole unas caricias en la base del pecho, observando sus acciones hasta que finalmente se retiró, dejándonos a la chica y a mí solos. Asentí con la cabeza ante su comentario, más allá de que al presencia de un cánido no era demasiada interrupción, si era bueno tener un momento de tranquilidad. Apoyé mi espalda en el respaldo del sofá, entrecerrando los ojos, sintiendo la leve brisa que soplaba tenuemente. -Qué buen día hace hoy... Pero qué calor- me quejé, riéndome levemente luego, posando mi mirada en el rostro de Anita y llevando mi mano hacia su cabello, acariciando y depositando detrás de su oreja algunos mechones que se habían desacomodado.

59 Re: Casa de Anita y Llena. el Jue Mar 22, 2012 7:24 pm

Anita

avatar
Estaba perdida en mis pensamientos cuando Jake habló. Volví mi mirada hacia él y le dediqué una sonrisa alegre, asintiendo levemente con la cabeza. -Sí, un día perfecto pero, a la vez, bastante caluroso.-dije en un tono bromista, a pesar de que era totalmente cierto. -Se está bien a la sombra y donde corre algo de brisa...-añadí, paseando mi mirada por el lugar, observando la piscina. En ese momento, miles de ideas algo malvadas pasearon por mi mente, a lo que no pude evitar soltar una risita por lo bajo. Estaba casi totalmente segura de que alguna de aquellas ideas acabaría sucediendo tarde o temprano. Aunque, por otro lado, quizá todas aquellas ideas acabasen sucediendo al contrario, es más; sabía que acabaría sucediendo de aquella forma. Negué con la cabeza, sin poder dejar de reír de sólo imaginarlo. -Aunque, yo sé cómo quitarte esa calor.-le dije, riendo después, observándolo con una mirada pícara y juguetona, dispuesta a levantarme en cualquier momento para llevarlo hacia la piscina, a pesar de que sabía que podía ser yo la que acabara bien fresquita, pero, aún así, no iba a dejar de intentarlo. No sabía cómo, pero siempre terminábamos mojándonos el uno al otro, cada vez que íbamos juntos a algún sitio, acabábamos empapados. También era porque apenas habíamos ido a un par de sitios juntos, en los que había agua. Sin embargo, en ningún momento, he dejado de reír, de pasarlo bien, de disfrutar a su lado, más aún después de saber lo que ocurría entre nosotros, y estaba segura que aquello seguiría siendo así, o al menos, éso era lo que quería.

60 Re: Casa de Anita y Llena. el Dom Mar 25, 2012 10:37 pm

Jacob Black

avatar
Me mantuve el suficiente tiempo inmóvil y en silencio como para lograr pasar como una estatua sin mayores dificultades. Ni siquiera estaba pensando en algo concreto, únicamente tenía la mente en blanco y me concentraba en un punto fijo, observando la nada misma. Afortunadamente las palabras de mi acompañante lograron sacarme de aquél ensimismamiento poco entusiasmante en el que me encontraba, a lo que le dediqué una amplia sonrisa ante sus palabras. -Bueno, el calor es algo que se puede solucionar con suma facilidad- aseguré, asintiendo con la cabeza para corroborar mis palabras, ladeando ligeramente mi rostro. Por alguna razón aquella mueca pícara no desaparecía de mi rostro, aún así intenté simular que por mi mente ningún pensamiento fuera de lo normal circulase, cosa que se podía cumplir solo en parte. -¿Sí? Qué casualidad, creo que a mí también se me ocurren algunas ideas- solté un suspiro satisfecho, estirándome un poco y acomodándome mejor en mi lugar. Dirigí mi mirada hacia la piscina, quedándome estático por apenas segundos, para luego levantarme con lentitud, observando a Anita. -¿Tienes calor, eh?- pregunté con un tono de malicia fácilmente reconocible en la voz. Hice apenas una pausa para acercarme a ella y tomarla en brazos, depositando a la misma vez un beso en su mejilla. -Bien, creo que tengo la fórmula indicada para que te refresques- informé, acercándome un par de pasos hacia la piscina, dedicándole una mirada a la chica con el objetivo de ver su reacción, divertido y entusiasmado ante aquella idea.

61 Re: Casa de Anita y Llena. el Lun Mar 26, 2012 10:15 pm

Anita

avatar
Asentí ante las palabras de Jake. Sí, era cierto, resultaba realmente fácil solucionar el problema del calor, y más aún teniendo aquella enorme piscina a escasos metros de distancia. No podía dejar de sonreír de una forma pícara al imaginar lo mojados que, probablemente, terminaríamos los dos. Sabía a la perfección que aquella tentadora idea también se le había pasado a él por la mente. Y sus siguientes palabras terminaron dándome la razón. Reí por lo bajo ante aquello, desviando durante unos segundos mi mirada hacia la piscina. Volví a mirar a Jacob cuando éste se levantó y se acercó hacia mí, acción que hizo que mi corazón se acelerara en cuestión de escasos segundos. Intenté resistirme a que me cogiese, buscando una inexistente salida por aquel sillón. No había forma de escapar. Rápidamente, me vi en el aire, siendo sujetada solamente por sus brazos. Si aquello ya hacía que mi corazón latiera de una forma alocada, sentir su beso en mi mejilla hizo que éste se saliese de mi pecho. Rodeé su cuello con los brazos, sujetándome con fuerza pero sin hacerle daño. Me incliné un poco hacia él y devolví aquel dulce beso en la mejilla, esbozando una sonrisa posteriormente. Continué mirando hacia la piscina y viendo cómo él se acercaba a ésta. Solté un grito ahogado, casi inaudible, mientras trataba de evitar que me tirase. Comencé a reirme, sintiendo ya punzadas en mi estómago debido a aquellas risas, mirando con resignación las aguas cristalinas. -Te aseguro que no vas a continuar seco por mucho tiempo. A ti también se te quitará el calor.-aseguré, sin poder dejar de reír, ideando en mi mente mil y una formas de mojarle. -Oye, ¿no eras tú el que tenía calor?-le pregunté, mostrando un atisbo de curiosidad y picardía en mis palabras. Esperé su respuesta mientras paseaba mi mirada por la piscina y el chico, sabiendo que poco me faltaba para verme totalmente mojada. Mis intentos por escapar eran en vano; mientras continuase entre sus brazos, no me libraría de un buen chapuzón, aunque poco me importaba; estaba entre sus brazos, y aquello me encantaba y, por otro lado, el ser yo la primera en mojarse, me daba aún más ideas de cómo mojarle. Genial.

62 Re: Casa de Anita y Llena. el Vie Mar 30, 2012 8:14 pm

Jacob Black

avatar
Dejarla caer o no, había únicamente dos opciones, sin embargo no lograba decidirme. En realidad, la verdadera decisión que tenía que tomar era si dejarla caer ahora o no, ya que estaba seguro de que ambos teníamos bien en claro que al menos ella, iba a acabar totalmente mojada. Sí, no había razones para engañarnos a nosotros mismos, aquella idea se había metido en mi cabeza desde que Anita había mencionado que tenía piscina, así que era prácticamente un hecho, y mientras nada se interpusiese en mi camino estaba seguro de que lo lograría. Mis manos sujetaron fuertemente el liviano cuerpo de la chica sin problema, su peso no suponía un esfuerzo para mí en ninguno de los sentidos, así que podría mantenerme en aquella posición un buen rato sin problemas. Esbocé una sonrisa ladeada, pícara, dirigiendo mi mirada hacia el agua cristalina de la piscina. En el momento en el que mis brazos iban a dejar de ejercer aquél agarre con el simple objetivo de que ella disfrutase de la refrescante sensación de la piscina, Ana habló. Le dediqué una mirada inquisitiva, escuchando atentamente lo que decía. -¿Acaso es eso una amenaza?- le pregunté, frunciendo el ceño con un falso pero lo suficientemente creíble gesto de molestia. La simple idea de imaginar las forma en la que podría tratar de llevar a cabo aquella idea me hacía reír. Sí, reír, ni más ni menos que eso: no dudaba que si lo intentaba, tarde o temprano lo lograría, pero o imaginaba de qué forma. ¿Empujándome acaso? No, sin lugar a dudas no podría conmigo. Me reí, restándole importancia a eso en cuanto habló nuevamente.
-¿Calor? No, para nada. De hecho creo que hasta tengo frío y todo- aseguré, esbozando una sonrisa. Acabé decidiendo que lo más fácil y rápido sería acabar con aquél tema de cómo me mojaría ella, o de cuándo dejarla caer lo antes posible. Por esa misma razón me descalcé, dejando los zapatos a un lado. Aceptaba que se me mojase la ropa, pero no se asemejaba el tiempo de secado con los zapatos. Hice lo mismo con Ana, quitándoselos y dejándolos a un lado, más allá de que al estar en su casa calzado no le faltaría. -Bien, ¿unas últimas palabras?- me burlé, riéndome levemente, para luego sujetar bien a Anita y dar un salto desde el borde de la piscina, cayendo al agua sin soltarla aún. Saqué mi cabeza del agua, sacudiéndola entre risas. -¡Está helada!- me quejé, mientras soltaba a la chica con suavidad, pasándome una mano por el rostro.

63 Re: Casa de Anita y Llena. el Vie Mar 30, 2012 10:36 pm

Anita

avatar
Estaba atenta a cada mirada, gesto o movimiento de Jake, tratando de averiguar cuándo decidiría soltarme y que así no me pillase de imprevisto y me diese tiempo de, como mínimo, a cerrar los ojos y evitar que así entrase agua en éstos. Pero por un momento dejé de estar atenta a cualquier posible aviso que me indicase que me tiraría al agua para concentrarme ahora en escuchar las palabras de Jake. -Hmm... Puede ser amenaza mezclada con una pizca muy pequeña de venganza por tirarme al agua.-respondí, bromeando, a pesar de que le puse un tono a mis palabras que daba a entender que era totalmente cierto y que estaba totalmente conforme con aquellas palabras, además de asentir levemente después para verificar más aún que así era. Pero no tardé mucho en comenzar a reír ante aquello, dejando a un lado toda la posible seriedad que pudiese haberse visto reflejada en mi rostro mientras hablaba anteriormente. Escuché ahora sus siguientes palabras, sin eliminar de mi rostro una gran sonrisa que no reflejaba ni la mitad de lo feliz que era en aquel momento. No pude evitar soltar una carcajada ante lo que dijo. -Sí, claro, estás helado. Puedo oír tu castañeteo de dientes...-dije, sin dejar de reír, siguiéndole el juego. Miré cómo Jake se descalzaba, sin soltarme, y luego me quitaba los zapatos a mí también. ¿Qué estaría tramando? No me hizo falta pensar mucho para averiguarlo, aunque agradecía aquel detalle de que me quitase los zapatos antes de terminar totalmente mojada. A su pregunta, le respondí esbozando una sonrisa pícara. En aquel momento, lo que menos tenía eran últimas palabras. En ese momento, Jacob saltó desde el borde, sin soltarme, en parte, facilitándome el trabajo de tener que mojarle después. Cerré los ojos mientras comenzaba a notar la frialdad del agua mojarme al completo. Saqué la cabeza del agua, eliminándome con ayuda de las manos el agua que pudiese quedar en mi rostro, sin dejar de reír. Por un momento, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo, debido al cambio tan radical de temperatura. Reí ante la queja de Jake. -¡Sí!-aseguré, mientras colocaba algunos mechones de mi cabello detrás de las orejas, sin poder parar de reír al vernos a ambos allí, en la piscina, totalmente mojados. Me quedé mirándolo, escrutando cada detalle de su rostro; algo que nunca me cansaría de hacer.

64 Re: Casa de Anita y Llena. el Sáb Abr 07, 2012 3:55 am

Jacob Black

avatar
Me reí levemente al oírla, negando levemente con la cabeza. -Eso está mal, ¿lo sabías ya? No es correcto que una dama amenace de esa manera a un caballero. Sin mencionar que tampoco me parece correcto eso de que te vengues, siendo que no te hice nada malo- argumenté, siempre en aquella postura claramente bromista, me era imposible evitarla al estar con ella. Por alguna razón sacaba mi lado más amigable, gracioso e incluso algo romántico y puede que hasta tierno, más allá de que no se lo hubiese demostrado todavía, cosa lógica considerando que trataba de evitar los momentos en los que me veía extremadamente estúpido. Y sí, ese era uno. Sabía de sobra que cuando alguien me gustaba me volvía... tonto, o al menos lograba parecerlo sin mayores problemas. Suspiré, negando levemente con la cabeza y soltando una risa tranquila. Desvié mi mirada hacia el agua, la cual ya parecía tomar una temperatura más cómoda y agradable. Tenía bien claro que era cuestión de acostumbrarse al cambio tan brusco de temperatura, considerando que afuera del agua hacía mucho, pero mucho calor... Era sumamente entendible. Aproveché para quitarme la camiseta con un movimiento rápido y sutil, dejándola a un lado de la piscina. Ya teníamos la suficiente confianza como para que no me diese corte el quedarme con el torso desnudo, y tampoco tenía intenciones de estar incómodo gracias a la camiseta mojada. Esbocé una sonrisa traviesa, desviando ahora mi mirada hacia Anita y acercándome a ella, abrazándola por detrás y depositando mi cabeza en el lugar disponible entre su cuello y su hombro, riéndome ligeramente. -Si tienes frío seguro que puedo arreglar eso con un par de abrazos- aseguré, la idea no sonaba para nada malo, sin embargo sabía que podría resultar algo -bastante- pesado cuando quería. Otro de los detalles de estar... ¿Enamorado? Sí, enamorado. Me costaba creerlo y aún más asumirlo, pero sí, aparentemente estaba realmente enamorado de Ana, la chica que había logrado poner mi mundo de cabeza en cuestión de tan poco tiempo. Algo ilógico y totalmente increíble para mí. Algo que nunca había experimentado, pero que estaba sumamente feliz de tener la oportunidad de vivirlo.

65 Re: Casa de Anita y Llena. el Sáb Abr 07, 2012 3:45 pm

Anita

avatar
Comencé a reírme al oír sus palabras. -Sí, claro, claro. Perdone usted, caballero. Pero no necesito que usted me haga daño para poder vengarme, hay diferentes tipos de venganza; además de un gran inmensidad de motivos por los que vengarse, no sólo está el daño.-respondí, bromeando, tratando de aguantar la carcajada que amenazaba con salir de mi garganta de un momento a otro. Me encantaba aquel tono bromista con el que Jake hablaba, y, por encima de todo, adoraba seguirle el juego. Me parecía muy normal el que siempre estuviésemos riendo; era imposible aguantar las risas al dejar al descubierto nuestro lado más bromista, algo que sucedía a todas horas. Lo que sí me asombraba era el hecho de que no nos hubiésemos ahogado ya de la risa, pues muchas veces teníamos que quedarnos en silencio para poder volver a sentir el aire en nuestros pulmones y recuperarnos del dolor de estómago que nos producían las carcajadas.
Poco a poco, la sensación de frío iba desapareciendo y mi cuerpo se iba acostumbrando rápidamente a la temperatura del agua. Supuse que a Jacob le ocurriría lo mismo, pues no parecía tener nada de frío y mucho menos tras verle quitarse la camiseta. Solté una leve risita por lo bajo y vi cómo Jake se acercaba a mí y me abrazaba por detrás. Me reí y coloqué mis manos sobre las suyas. -Hmm... No suena nada mal...-bromeé, mientras volvía mi rostro hacia el suyo y le besaba en los labios. De nuevo, aquella sensación como de adrenalina recorrió todo mi cuerpo. Me giré, volviéndome hacia él, sin dejar de besarle. Mis brazos treparon hasta llegar a sus hombros, a la vez que mis dedos se hundían en su pelo. Simplemente, sentir aquella electricidad me gustaba, pues, prácticamente, significaba que estaba con él y aquello era perfecto. Nunca antes había disfrutado tanto con alguien y tampoco nunca había sentido todo lo que sentía hacia Jake, ni siquiera me habría imaginado que se pudiese sentir todo aquello hacia una persona. Para mí, él lo era todo, era perfecto. Sí, lo amaba, más que a nada en el mundo, aunque aún me asombraba al pensarlo. Me sentía la más feliz del universo cuando estaba a su lado, sentía que no necesitaba otra cosa; sólo tenerlo conmigo.

66 Re: Casa de Anita y Llena. el Sáb Abr 07, 2012 8:30 pm

Jacob Black

avatar
Todo lo que me sucedía con Anita seguía pareciéndome loco, descabellado, quizás algo exagerado, pero realmente no encontraba una forma de expresarlo. Lo sentía así. Sentía que realmente la amaba, sabía de sobra que me había vuelto quizás algo dependiente de ella y eso no era lo que había buscado en un principio. Más bien todo lo contrario, había intentado formar una barrera entre ambos, sin éxito, claramente. No había servido de nada, pues todo de ella me gustaba y tenía la necesidad de pasar el mayor tiempo que me fuese posible a su lado. Y ahora, podía decir con total seguridad que no habría vuelta atrás, que todo lo que había sucedido no tendría retorno. Al escucharla me reí ligeramente, asintiendo con la cabeza. -¿Verdad que no?- asentí ligeramente con la cabeza, volviendo a reír. No, la verdad era que no sonaba para nada mal. Pasé mis brazos por su cintura en el momento el que ella se volteó hacia mí, besando sus labios y sintiendo las famosas mariposas en el estómago, que más bien parecían un millón de abejas que me causaban una sensación de nerviosismo mucho mayor que lo que podían causar unas simples mariposas. Acaricié con suavidad la espalda de la chica, sintiendo como un escalofrío recorría mi espalda. Y no, no lo atribuí a la sensación de frío producto del agua, lo atribuí directamente a ella. A la sensación que me producía el roce de su piel constantemente. Luego de unos momentos me separé suavemente, apoyando mi frente en la suya y observándola casi fijamente a los ojos, perdiéndome en la belleza de su mirada. Me separé ahora un poco más, ya que sino no dudaba que acabaría volviéndome cada vez más y más dependiente de ella. Le dediqué una amplia y sincera sonrisa. -Bueno, yo por mi parte ahora vuelvo a tener calor- bromee, riéndome levemente. La piscina era bastante profunda, así que esbocé una sonrisa traviesa, pícara.

67 Re: Casa de Anita y Llena. el Sáb Abr 07, 2012 11:35 pm

Anita

avatar
-No, no suena nada mal.-aseguré, sin dejar de reír. La sensación de anhelo que sentía hacia sus labios aumentó mientras sentía el roce de sus labios con los míos. Disfruté de la calidez de éstos, sintiendo el frío recorrer toda mi espalda al notar el cálido contacto de su piel. Estaba segura de que aquel frío no se debía al agua. Esbocé una sonrisa cariñosa al separarme levemente de él, mirándole directamente a los ojos. No retiré mis brazos de sus hombros, algo que me alegró al oír lo siguiente que dijo. -¿Ah, sí? Espera, yo te lo quito.-le dije con simpatía, colocando mis manos en sus hombros y apoyándome con cuidado, haciendo que su cuerpo se hundiese en el agua debido al peso que yo ejercía sobre él, y como la piscina era profunda, no podría oponer resistencia alguna. En un par de segundos, Jake estaba totalmente bajo el agua y yo, riéndome, con las manos en el estómago debido al debe dolor que me provocaban aquellas risas. Cuando él sacó la cabeza nuevamente, volví a fijar mi mirada en la suya, esbozando ahora una sonrisa pícara, esperando que él me dijese algo o que, incluso, me hiciese lo mismo ahora. Me alejé un poco, con lentitud, por si se le pasaba por la mente alguna que otra idea. Solté una risita, sin dejar de mirarle. El nerviosismo que sentía cuando estaba con él no había desaparecido, obviamente. Y éso se debía a que lo amaba, por muy sorprendente que me pudiese parecer de sólo pensarlo. Nuestra amistad había crecido bastante durante estos últimos días, creándonos cierta dependencia el uno del otro. Estaba segura de que en un principio me habría parecido una locura el sólo pensar que ésto iba a terminar así, pero era innegable. Le quería, no había más, era feliz a su lado y me sentía bien con él y esperaba que todo ésto no terminase nunca, es más, no terminaría nunca. Jamás. Parpadeé varias veces, dejando a un lado mis pensamientos para observarle y para ver qué haría ahora.

68 Re: Casa de Anita y Llena. el Dom Abr 08, 2012 8:03 am

Jacob Black

avatar
Percibí aquél deje malicioso que estaba presente en las últimas palabra de Ana. Antes de lograr alejarme o al menos defenderme sentí la presión que ella ejercía para con mi cuerpo que, al estar tan tranquilo y distraído cedió casi inmediatamente, hundiéndome en el agua con muchísima facilidad. No podía negar que disfrutaba de la fresca sensación de encontrarme totalmente sumergido en aquella piscina. Salí del agua, sacudiendo la cabeza y pasándome la mano derecha por el rostro en un intento de que el agua, al menos, no ingresase en mis ojos. Esbocé una sonrisa, dejando bien en claro que no pensaba perdonar aquella traición con tanta felicidad. -Así que juegas sucio, ¿eh?- mascullé negando levemente con la cabeza, frunciendo el ceño pero manteniendo la sonrisa siempre presente en mi rostro. Me quedé estático en mi lugar viendo como ella retrocedía, ladeando ligeramente mi rostro y asintiendo con la cabeza. -Bien, te lo perdonaré pero sólo por hoy- suspiré riéndome levemente, encogiéndome ligeramente de hombros. Aproveché para volver a sumergirme debajo del agua, buceando por la zona más profunda que me fue posible, acercándome a Anita por debajo del agua. Sí, estaba más que claro que las cosas no iban a quedar así. No era una persona rencorosa, pero tampoco solía perdonar con tanta facilidad. Al llegar por debajo sujeté una de las piernas de la chica, comenzando a sumergirme un poco más y llevándola conmigo, abrazándola debajo del agua para así evitar que se escapase con tanta facilidad. Pasados unos segundos la dejé ir, saliendo luego yo, riéndome tranquilamente y dedicándole una amplia sonrisa. -Creo que ya sabes de sobra que no soy de perdonar y olvidar las cosas con tanta facilidad... Llámame rencoroso si quieres, pero me es imposible- aseguré riendo, pasándome una de las manos por el cabello que estaba totalmente empapado para aquellas instancias.

69 Re: Casa de Anita y Llena. el Dom Abr 08, 2012 8:02 pm

Anita

avatar
No dejé de reír en ningún momento mientras que Jake salía del agua. -¿Yo? Que va, sólo estaba haciendo que se te quitase el calor.-aseguré, esbozando una sonrisa algo pícara y juguetona. -Y no me niegues que te gustó.-añadí, esbozando una sonrisa ladina. Continué alejándome de él, hasta que habló. Me asombró lo que dijo, tanto que me quedé boquiabierta durante unos segundos. -¿Y se supone que tengo que creerte?-inquirí, soltando una leve risita por lo bajo. No tardé en saber la respuesta a aquella pregunta. Vi cómo Jacob buceaba y se acercaba a mí. Solté un grito ahogado y me concentré en coger algo de aire. Noté cómo agarraba una de mis piernas y tiraba de mí; a lo que mi cuerpo no opuso resistencia alguna. En unos escasos segundos estaba sumergida en el agua, siendo abrazada por él para que no pudiese escapar. Traté de escapar un poco de sus brazos, aunque tampoco me centré mucho en conseguirlo. Por suerte, unos segundos después me dejó ir y sin pensármelo dos veces, salí del agua. Cogí aire y después sacudí la cabeza, pasándome posteriormente la mano por mi rostro, retirando algo de agua que amenazaba con entrar en mis ojos. Solté una carcajada cuando él salió del agua. -Sí, lo sé, y tampoco puedo quejarme, pues yo he sido la que ha empezado.-dije, en son de broma, dedicándole una sonrisa simpática. La temperatura del agua era ahora perfecta y haber estado sumergida durante esos escasos segundos me había quitado por completo el posible calor que tuviese antes. Ahora que el problema del calor había desaparecido, supuse que seguir en la piscina sólo provocaría que nos pasáramos el rato salpicándonos y pensando las diferentes formas que habría de gastarnos bromas. Aunque no sonaba nada mal, preferí preguntarle a Jake si le apetecía hacer algo diferente a éso. Me quedé estática en mi sitio, moviendo las piernas para mantener la cabeza y parte de los hombros fuera del agua. -¿Qué te apetece hacer ahora?-inquirí, ladeando ligeramente la cabeza, esperando su respuesta.

70 Re: Casa de Anita y Llena. el Dom Abr 08, 2012 11:41 pm

Jacob Black

avatar
-Había otras maneras de quitarme el calor. Incluso podía hacerlo yo por mi propia cuenta, no era necesario que intervinieses tú- aseguré, riéndome levemente mientras movía el agua con suavidad con mis manos. Inhalé profundamente el aire limpio y puro del lugar, sintiéndome completamente tranquilo y a gusto. Era imposible no estarlo. Allí, a salvo del calor, con la mejor compañía que pudiese llegar a tener... ¿Acaso podría pedir algo más? No, nada. No lograba imaginarme una escena más perfecta que aquella. En realidad, estaba bien seguro de que mientras estuviese con Anita, cualquier momento, más allá del lugar, podría llegar a ser completamente perfecto. Le dediqué una sonrisa divertida ante sus palabras, negando con la cabeza suavemente. -No, no. No me gustó para nada, siquiera en lo más mínimo- mentí, pues vaya que era una mentira. Estaba más que claro que me había gustado aquella travesura de parte de Anita, pero prefería guardármelo y sencillamente ahorrarme que ella actuase de manera similar en otro momento. Nadé un poco, siempre atento a mi acompañante, dedicándole una sonrisa cuando estaba cerca de ella. -Exactamente. Es bueno ver como con el tiempo hemos logrado entendernos, y es fácil: tú me atacas, yo te la devuelvo- quizás la palabra «ataque» no era la más adecuada, pero se entendía adónde quería llegar. Me quedé en mi lugar, disfrutando de la sensación de tranquilidad y paz que podía vivir en ese lugar. Para nada comparable con el caos de mi casa. Últimamente varios amigos estaban pasándose con mayor frecuencia y entre ellos y mi padre, apenas y tenía tiempo para reparar las motos que tenía en el taller. Parecía que todos congeniaban en mi contra ya que, si no conseguía el dinero pronto, tampoco podría comprar la casa que tenía en vista hacía ya un buen tiempo, y realmente me urgía mudarme de aquella casa, tener mi propio espacio privado y personal. Me quedé en silencio vacilando sobre qué hacer respecto a todo aquél tema, por un lado no podía evitar que el sentimiento de culpabilidad por dejar a mi padre solo. Presté atención a las palabras de Anita que me sacaron de aquella nube de pensamientos en la que me había sumergido en cuestión de pocos segundos. Pensé la respuesta unos segundos, aprovechando para ver la hora. Perfecto. -Bueno, tengo un poco de hambre... ¿Qué te parece si comemos algo?- la invité, dedicándole una amplia sonrisa mientras me recostaba en el borde de la piscina.

71 Re: Casa de Anita y Llena. el Lun Abr 09, 2012 2:10 am

Anita

avatar
-Encima de que te ayudo... Desagradecido.-bromeé, fingiendo estar ofendida. Luego me reí, para que se entendiese que era una broma. Me acerqué nadando hacia uno de los bordes de la piscina, regalándole a Jake una dulce sonrisa posteriormente. Me reí ante lo siguiente que dijo. -Embustero.-dije, negando levemente con la cabeza. Estaba claro que le había gustado, si no, se habría enfadado o algo por el estilo, cosa que no había hecho. Además, se le veía en la mirada que estaba mintiendo. Me agarré con una de mis manos al borde de la piscina, sin perder de vista a Jacob. Asentí ante lo siguiente que dijo. -Claro que sí, y después no se admiten quejas, ¿cierto?-dije, soltando una leve risita. Prácticamente, era así, constantemente. Siempre estábamos gastándonos bromas el uno al otro; cuando uno empezaba, el otro se la devolvía, y así hasta cansarnos. Y era divertido. Todo lo que hacía con él era divertido. Todo el tiempo que pasaba a su lado se me pasaba volando y nunca quería que llegase la hora de separarme de él. Suspiré y miré por unos momentos el cielo, disfrutando de la tranquilidad que reinaba en el lugar. Sí, mi casa era muy tranquila, algo que era perfecto para mí y para cualquiera. Volví a mirar a Jake cuando él habló. -¡Claro, no tienes más que decirlo!-dije, impulsándome para saltar y quedar sentada en el borde de la piscina. Le dediqué una sonrisa a Jacob y esperé a que él también saliera de la piscina. Ahora que lo pensaba, yo también tenía algo de hambre; apenas había desayunado esta mañana y ahora sentía el estómago vacío. Me levanté, escurriendo mi camiseta y mi cabello. -Voy a por unas toallas, sígueme si quieres.-le dije, dando media vuelta y ingresando en el interior de la vivienda. Subí las escaleras y entré en el baño. Cogí dos toallas y bajé, ya tendría tiempo de ponerme ropa seca después. Salí de la casa y le dediqué una sonrisa a Jake. Le tiré una de las toallas para que se secase con ella y yo extendí la otra, pasándola por mi espalda y secándome con ella. -¿Qué te apetece comer?-inquirí, tratando de recordar los alimentos que tenía. Chasqueé la lengua. Tenía que haber ido a comprar. Bueno, ¿qué más daba? Estaba segura de que nos apañaríamos con los que teníamos, además de que tampoco íbamos a necesitar demasiado, o al menos, eso esperaba.

72 Re: Casa de Anita y Llena. el Lun Abr 09, 2012 8:54 pm

Jacob Black

avatar
-¿Desagradecido yo? No. Te equivocas de persona, por lo que veo- esbocé una sonrisa burlona, tratando de mantener el semblante serio, al menos intentar que mi tono de voz expresara cierta seriedad. Tuve que hacer un esfuerzo bastante grande para tragarme la carcajada que amenazaba con brotar de mi boca en cualquier momento. Sí, era difícil, muy difícil, más aún estando con ella. -Espero que me pidas perdón por todas las cosas feas que me estás diciendo- avisé, frunciendo levemente el ceño y dando a entender que estaba realmente ofendido por todo aquello. Embustero. Negué levemente con la cabeza, suspirando y sobándome la nuca para que toda aquella actuación fuese un poco más creíble de lo que por sí era. No podía negar que no era un buen actor, pero al menos ahora todo estaba saliendo bien. Al final esperé muy poco tiempo para comenzar a reírme, negando con la cabeza. Sí, ahora sí estaba más que claro que todo aquello había sido una broma que no se había logrado concretar por culpa de mi mala actuación y poco control respecto a mi risa. -Ninguna queja- me reí, sin quitarle la mirada de encima a la preciosa chica que me hacía compañía en aquellas instancias. No había forma de que alguien fuese más afortunado que yo en aquél momento, era sencillamente imposible. Saqué también los pies del agua, en un intento de secarme un poco más gracias a la suave pero constante brisa que corría en el lugar. Lo mejor era que afortunadamente todavía no sentía frío. Esbocé una sonrisa, escurriéndome un poco la ropa y quitando el exceso de agua de mi cabello. Observé a Anita en cuanto habló, riéndome suavemente. -Cuánto entusiasmo- bromee luego de que ella terminase de hablar. Me levanté, estirándome un poco y acercándome a coger mi camiseta, que casi estaba seca ya. Me la coloqué, negando suavemente con la cabeza en cuanto me dijo que la siguiese. -Mojaré toda tu casa- me quejé, riéndome suavemente y esperándola fuera. Hice tiempo observando todo a mí alrededor mientras ella volvía, dedicándole una sonrisa y tomando la toalla en el aire en cuanto llegó hasta mí. -Gracias- le dediqué una sonrisa mientras comenzaba a secarme, prestando especial atención al cabello, dejándolo prácticamente seco en cuestión de pocos minutos. Ante su pregunta hice una mueca, ya que no se podía decir que yo fuese demasiado... Conocedor, de la cocina, digamos. Sabía cocinar lo básico y esencial para sobrevivir, ya que pocas veces preparaba la comida en casa. -Cualquier cosa me viene bien- bromee, riéndome levemente, más allá de que era verdad. Como tampoco tenía idea de que ingredientes tenía, hice una mueca. -¿Qué te parece si entramos y vemos con qué cosas contamos?- sugerí, para luego tomar una decisión.

73 Re: Casa de Anita y Llena. el Mar Abr 10, 2012 7:25 pm

Anita

avatar
Negué ligeramente con la cabeza al oír sus palabras. No pude evitar soltar una risita por lo bajo al ver su reacción. -Claro, será éso. Será que no estoy hablándole a Jacob Black. Que va. Claro que no.-bromeé, negando con la cabeza, riendo después. Me quedé en silencio al escuchar lo siguiente que dijo. -Sí, te estoy diciendo cosas tan horribles que quedarás traumatizado por el resto de tus días.-seguí con el mismo tono bromista de antes, el que nunca podía dejar de lado al estar con Jake. Era realmente difícil. No tardó demasiado en reír, dando a entender que todo esfuerzo por parecer algo molesto había sido en vano. -Actuar no es lo tuyo, ¿eh?-bromeé, uniéndome al coro de sus risas. Justo cuando me había dado media vuelta, dispuesta a ingresar en la casa, él volvió a hablar. -Éso es lo de menos, pero, como quieras.-dije, dedicándole una dulce sonrisa. Tras coger las toallas y darle una a Jake, tomé la mía y comencé a secarme. Mientras me secaba el cabello, sólo para que no gotease y lo mojase todo, escuché hablar a Jacob. -Bien, éso no ayuda a saber qué comeremos.-me quejé, a modo de broma. Su siguiente idea no me pareció mala, sino todo lo contrario. -Sí, mejor. Vamos, entonces.-respondí, esperando a que Jake se colocase a mi lado para ingresar de nuevo a la vivienda. Tras llegar a la cocina, miré nuevamente a Jacob, con una mirada curiosa y dulce. Hice una mueca, acercándome a la despensa. -... Veamos...-susurré, abriendo una de las puertas, observando lo que había en su interior. Los alimentos que no precisaban mantenerse fríos, se encontraban ahí, mientras que los que sí lo necesitaban, estaban en el frigorífico. Me desplacé a un lado, dejándole sitio a Jake para que se colocase a mi lado.

74 Re: Casa de Anita y Llena. el Miér Abr 11, 2012 7:41 am

Jacob Black

avatar
Me obligué a mí mismo a ignorar los primeros comentarios de Anita, por la simple razón de que tenía bastante hambre y definitivamente no quería alargar más el momento del almuerzo por aquellas discusiones infantiles que teníamos. Esbocé una sonrisa ladeada que no llegaba a expresar ni una cuarta parte de la gracia que me causaban todas las charlas que tenía con ella, una tras otra. En cuanto terminé de secarme dejé la toalla en una de las reposeras que se encontraban a uno de los lados de la piscina, ingresando a la vivienda de Anita después de que ella lo hiciese. Observé todo nuevamente, como si nunca hubiese conocido aquél lugar, más allá de que prácticamente lo recordaba de memoria. Mi estómago clamaba comida luego de haberme levantado sin siquiera desayunar; así que el llegar a la cocina me arrancó una sonrisa bien visible. Caminé detrás de Ana hacia la despensa, observando y haciendo un recuento mental de todos los ingredientes que teníamos. Hice una mueca; yo estaba lejos de considerarme un buen cocinero, pero ante situaciones como ésta acababa adaptándome con tal de conseguir comer un buen plato de comida. Afortunadamente mi paladar no le hacía ascos a nada, así que podía decir que casi cualquier cosa me venía bien. -...creo que ya tengo idea de qué podemos comer- le comenté, soltando una risita muy leve y levantándome, dispuesto a revisar las cosas que tenía en el frigorífico. Antes de abrirlo le dirigí una mirada que, en parte, era pidiendo la aprobación de la chica. Más allá de que fuese para un bien común, eso de andar por casas ajenas como si fuesen propias no iba conmigo, prefería esperar el debido tiempo y pedir permiso para hacer cosas como esas. Al recibir finalmente la autorización revisé todo lo que se encontraba dentro el frigorífico. Bien: contábamos con muchos ingredientes. -Bueno, yo propongo, luego tú ves si quieres comer esto y te fías de mi talento culinario o prefieres que comamos otra cosa- le avisé, siempre con una sonrisa presente en mi rostro. -Bifes a la Portuguesa; son la comida preferida de uno de mis amigos y digamos que sé cómo prepararla...creo- sí, bueno, aquél creo realmente no debería aparecer en la frase, pero sinceridad ante todo. Había visto cómo se hacía varias veces y confiaba en que mi memoria me ayudase para recordar las cantidades exactas y tiempos necesarios para que todo estuviese correctamente cocinado.

75 Re: Casa de Anita y Llena. el Sáb Abr 14, 2012 2:55 pm

Anita

avatar
Escuché las palabras de Jake y dejé de hacer un recuento de los ingredientes que disponíamos. -¿Y qué es lo que crees que podemos comer?-inquirí, ladeando ligeramente la cabeza. Antes de que decidiese abrir el frigorífico, me miró, y pude leer en su rostro que era para pedir permiso antes de decidirse a abrirlo. Asentí levemente con la cabeza, dándole permiso para que lo abriese, a pesar de que no me importaba que lo hiciese con o sin permiso. Pero claramente, recordarle que estaba en su casa no serviría de nada. Solté una leve risita al escuchar sus siguientes palabras, esbozando una sonrisa después. -Suena genial, creo que me fiaré de tu talento culinario.-concluí, riendo después. -Supongo que el tener a tus amigos en tu casa tiene que tener algo bueno, ¿no?-bromeé, sin dejar de reir. -Bien, ¿qué hay que hacer primero?-inquirí, dispuesta a ayudarle a preparar la comida. Nunca había cocinado Bifes a la portuguesa, pero tampoco iba a quedarme mirando sin hacer nada. Además, cocinar me gustaba, y si podía aprender algo más, mejor que mejor. Esperé su respuesta, atenta para coger cualquier ingrediente o utensilio que fuese necesario para comenzar a preparar nuestra comida.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 4.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.