Clup Hipico

Para los amantes de los caballos o ponis, que pueden ser desde amazonas o ginetes hasta caballos y ponis


No estás conectado. Conéctate o registrate

Picadero de llegada.

Ir a la página : Precedente  1 ... 18 ... 31, 32, 33

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 33 de 33.]

801 Re: Picadero de llegada. el Miér Mayo 02, 2012 3:01 am

Regina Z

avatar
Había pasado un buen rato ya, pero supuse que no tenía otra alternativa más que esperar pacientemente, aunque la paciencia no era mi mayor atributo. Una joven apareció, miró los papeles que habían dejado los transportistas y tomó el bozal que se encontraba sobre la puerta de la pista e ingresó a ella, dirigiéndose a mí. Al principio bufé, rodeándola mientras la miraba detenidamente. - Gracias por el halago -dije deteniéndome. Cierto era que cada palabra como aquellas me llenaban más y más el terrible y gran orgullo que tenía- voy a suponer que pretendes sacarme de aquí y llevarme a unos establos, ¿no es así? -me acerqué a la chica con un paso algo lento, pero seguro y firme, con la cabeza en alto. Una vez que quedé frente a la muchacha, ofrecí sumisión en cuanto quisiera colocarme el bozal, pues ya estaba harta de esperar allí dentro de la pista. Luego podría recorrer mi nuevo hogar y conocerlo detenidamente. Esto significaba un nuevo comienzo, nuevos lugares, nuevos dueños, nuevos caballos... y tal vez, ¿me sería posible, esta vez, hacer amigos? Quería creer que así fuera. Si bien entrenar me encantaba, jamás me habían dado oportunidad para socializar demasiado, al menos no hasta el punto de poder tener amigos, lo cual me incomodaba y perturbaba un poco cuando lo pensaba. No es que no quisiera tenerlos, simplemente no había tenido la oportunidad.

802 Re: Picadero de llegada. el Miér Mayo 02, 2012 3:32 am

eimy

avatar
Luego de observar a regina, que era el nombre que decían sus papeles. Me acerque aún mas a ella. Al punto casi de estirar el brazo y poder tocarla. Pero no quería establecer ningún tipo de contacto físico aún, pues yo no sabía el carácter de la yegua ni como respondería a mis acciones.
Luego me concentré en la situación, al parecer la yegua estaba bastante tranquila. Era un día hermoso se escuchaba el canto de los pájaros, se podía sentir el relájate aire fresco. Quizás esto ayudase a que llevar a regi a los boxea sea mas fácil, pero no era garantía de nada. Salí de mis pensamientos al ver que la yegua se acercaba a mi con un paso decidido, eso era bueno ya que demostraba que el animal sentía confianza en si mismo y no era miedoso. Por lo cual sería mas fácil trasladarla del picadero a los boxes. Regi se paro frente a mi y se quedo inmóvil. Aproveché la oportunidad y le coloque muy suavemente el bozal. -muy bien lindura- le dije con una voz dulce y tranquila.Me asombraba el carácter de la yegua, era muy segura de si misma y además se podría decir que era mansa pero no estaba del todo segura. Luego enganché la yegua al ramal, le acaricié suavemente el morro y la conduje hacia los boxes.

803 Re: Picadero de llegada. el Miér Mayo 02, 2012 3:42 am

Regina Z

avatar
Esperé a que me colocara el bozal, aunque no sin cierta impaciencia. - A los humanos se les da bien lo de los halagos, ¿eh? -dije con tono algo irónico. Sólo podía verlos como criaturas mentirosas y traicioneras, creyéndose siempre superiores. Refunfuñé por lo bajo ante su caricia, apartando con brusquedad la cabeza, pero la seguí sin chistar durante el camino hacia los boxes... si es que era allí hacia donde nos dirigíamos. Caminé todo el camino apenas por detrás de la joven amazona, pero bien hacia un lado de ella, guardando la mayor distancia que me era posible.

804 Re: Picadero de llegada. el Vie Mayo 04, 2012 9:26 pm

~Ámbar~

avatar
Una yegua parada dentro de una caja cuadrada, pequeña y oscura, se encontraba allí. Ésa yegua era yo, claro está. ¿Cómo es que había llegado allí? Bueno, es una sencilla y corta historia, pero que me entristece: me vendieron. Me vendieron sólo por falta de dinero y tiempo, cosa que me enfadaba bastante pero que comprendía. Mis dueños se vieron forzados a vender muchas de sus mejores yeguas y sementales debido a la escasez de dinero y a las deudas que tenían que pagar, sino quedarían en bancarrota y ni siquiera los mínimos cuidados tendrían para sus caballos. Me dijeron que los perdonaran por venderme; ante aquello sonreí amablemente comprendiendo mordiéndole el cabello a uno de mis dueños para que no se pusiera triste. También me dijeron que me llevarían a un gran sitio, donde había extensas praderas y bosques para correr y curiosear libremente, lo que me levantó el ánimo a pesar de que no quería abandonar mi único y querido hogar. Todo esto pasó antes de que me subieran al remolque.
Finalmente escuché cómo las puertas del remolque se abrían y ponían una especie de rampa para que, como supuse, bajara. Bajé tranquilamente, alejándome de los humanos ya que no me agradaban mucho. Entrecerré los ojos, al entrar en un picadero, por el sol; estar en el remolque oscuro y de repente salir y ver una luz intensa como la del sol me cegaba aunque, luego de un rato, se me pasó y veía con claridad: era un gran picadero, de llegada por lo que aparentaba. Estaba realmente tranquila, aunque ciertamente ansiosa, esperando.

805 Re: Picadero de llegada. el Vie Mayo 04, 2012 10:37 pm

Jacob Black

avatar
Luego de haberme encargado de Talou y posteriormente de Soña, no tenía nada más que hacer allí. Siquiera podría disfrutar de la compañía e Ana, a la cuál había buscado hasta hartarme por los establos, pues notaba que algunos caballos que faltaban con anterioridad habían vuelto. Pero de ella, ni rastro, siquiera de Marismeño, su caballo. ¿Les habría pasado algo malo? Era la última posibilidad que quería considerar y, a decir verdad, si hubiese sabido adónde se dirigían ya habría ido tras ellos. Pero sin tener idea, lo único que lograría sería perderme yo también, logrando aplazar un tanto más el reencuentro tan esperando con Anita. Camino a casa pasé, inevitablemente por los picaderos, pues era el camino más corto hacia mi hogar. De todas formas, antes de salir algo captó mi atención, un nuevo equino. Saludé a los que se habían encargado del transporte, leyendo la ficha con los datos de la nueva yegua. Me apoyé en la valla, sencillamente para observarla, ya que seguramente alguno de los mozos se encargase de llevarla a los establos en breve. Con el calor que hacía, deberían apurarse, en un picadero como aquél donde la sombra escaseaba...no, no sería bueno para la yegua quedarse demasiado rato allí. -Ámbar- leí su nombre en voz alta, verificando tanto edad como raza, dedicándole luego una sonrisa a la yegua.
-Hola, Ámbar. ¿Qué dices? ¿Te gusta tu nuevo hogar?- pregunté con un tono divertido, negando suavemente con la cabeza. Era un gran club, pero a primeras, dudaba que le convenciese demasiado. No debía de ser fácil tener que abandonar tu hogara así como así.

806 Re: Picadero de llegada. el Vie Mayo 04, 2012 11:20 pm

~Ámbar~

avatar
Yo seguía allí, al rayo del sol, esperando a que algo interesante o inesperado pasase. Ví un hombre que pasó cerca del picadero en el cual me encontraba y me miró con una cara de sorpresa, si distinguí bien a pesar de la distancia. Yo bufé y comencé a caminar, moviendo la cola divertida. Aquel hombre saludó a las personas que se habían encargado de traerme a este gigantesco lugar y ví como uno de ellos le entregaba unos papeles. Se apoyó en la valla, leyendo aquellos papeles, aunque yo le resté importancia y seguí caminando, sin dirigirle la mirada o al menos mirando cada tanto con el rabillo del ojo al hombre.
Levanté mis orejas cuando pronunció mi nombre. Miré los papeles y luego lo miré a él. Probablemente... Debe de ser información mía, supongo pensé, algo divertida e irónica.
Golpeé mi casco derecho contra la tierra seca y luego bufé, acto seguido saludé "Hola". Preguntó algo, cosa que entendí perfectamente sin demasiada dificultad. Negué rotundamente con mi cabeza, mientras me paraba firme en el suelo. -No me gusta, por ahora.- Dije mientras sonreía levemente, muy levemente. -Ya verás, me escaparé de aquí y regresaré a mi hogar- Dije mientras relinchaba algo molesta, pero riéndome. Desclavé mis cascos del suelo y comencé a trotar alrededor del picadero como si estuviera diciendo "Ajam, puedo saltar e irme corriendo". Sería, sí, una indirecta por así decirlo.

807 Re: Picadero de llegada. el Vie Mayo 04, 2012 11:58 pm

Jacob Black

avatar
-Los mozos te atraparían antes de que llegases siquiera a los prados- deduje, al verla observar las vallas con más cariño del que debería. A decir verdad, posiblemente lograse superar las vallas éstas, pero no iría a ningún lado. Considerando el tamaño de las vallas que separaban los límites el club del mundo exterior...na, no iría más allá de ahí. Seguramente las habrían puesto así justamente para evitar ése tipo de problemas. -¿No tienes calor aquí?- pregunté, esbozando una sonrisa divertida, todavía apoyado en la valla y con la mirada clavada en Ámbar. -Por ahora estarás bien, pero en un rato, créeme que tendrás bastante calor- la mejor manera de engatusar a los caballos, contarles sobre qué tanto calor pasarían en ése deshabitado picadero en caso de quedarse allí un buen rato más. Me adentré en el picadero, quedándome todavía apoyado en la valla pero desde el lado de adentro. -Dime, ¿no crees que estarías más cómoda en los boxes? O, en su defecto, en alguno de los prados- razoné, pensando en todos los lugares a los que podría llevarla. Todos eran mucho mejores que aquél picadero, éso seguro. -No te pido que confíes en mí, sin embargo podrías ser astuta y utilizarme para tu beneficio- me reí, cruzándome de brazos. Localicé a unos pocos metros un costal de avena, por lo que saqué un puñado y se lo ofrecí. -¿Quieres un poco?- le sonreí, tratando de emplear una voz al menos mínimamente tentadora. -Está buena- aseguré, con tono convincente y seguro.

808 Re: Picadero de llegada. el Sáb Mayo 05, 2012 12:47 am

~Ámbar~

avatar
Al parecer aquel humano comprendía a la perfección lo que le decía, sóla y únicamente con verme hacer unos pocos gestos y miradas. Interesante pensé, divertida. Clavé mi mirada en él, una mirada que realmente lo invitaba a desafiarlo. Me detuve lentamente y, de nuevo, me paré firme sobre el suelo cubierto de tierra seca, negando con mi cabeza ante su pregunta; en absoluto, no tenía calor. Por eso en estos casos agradezco haber nacido de raza Berberisca, es una de las más resistentes al calor y me atrevería a decir que ni siquiera siente el mismísimo calor. Relinché, soltando una risa de nuevo. -Te equivocas, no tengo ni tendré calor- Dije mostrando una leve sonrisa malvada. Dí un paso hacia atrás y bajé mis orejas cuando entró en el picadero, aunque lo bueno fue que no se me acercó demasiado lo que me alivió. Negué con mi cabeza, de nuevo, ante su siguiente pregunta. -No es necesario... Aquí estaré bien.- Dije, a secas.
Moví la cola, divertida. En realidad... Nunca planeé confiar en él pensé, irónica y divertida. Aunque lo siguiente no estaría tan mal pensé. De todas maneras no planeaba usarlo en mi beneficio, lo tomaba como si fuera una mentirosa si soy sincera. Me ofreció un puñado de avena. ¡Éso no estaba bien! Estaba muriendo de hambre justo en ése momento, llevaba un rato sin comer nada. Moví la cola, esta vez, agresivamente, mirando fijamente al jinete. Dí un paso y otro, avanzando con mucha desconfianza hacia el hombre. Bufé y me eché hacia atrás, pero luego avancé y olí su mano que tenía avena. Tentadora. Eso seguro. Finalmente me rendí y "aflojé" un poco la desconfianza y comencé a comer lentamente, vigilando con el rabillo del ojo.

809 Re: Picadero de llegada. el Sáb Mayo 05, 2012 1:02 am

Jacob Black

avatar
-Aunque las noches se ponen verdaderamente frías- razoné. La verdad, dudaba que se quedase todo un día allí encerrada, pero seguía siendo parte de todo el palabrerío que le soltaba con la sola intención de que cediese un poco. En realidad, la única que salía perdiendo en toda aquella situación era ella. Yo podría seguir tranquilamente en caso de no lograr llevarla a algún sitio más cómodo, sin embargo, Ámbar tendría que esperar a que algún mozo se hiciese cargo de su traslado. Y sabiendo las toneladas de trabajo que tenían cada día, no tenía claro cuánto tardarían en notar que una nueva yegua había llegado. Dejé mi mano estática, bien extendida, con el simple objetivo de que tuviese que avanzar muy poco para llegar hasta la comida. Y sí, después de mucho dudar finalmente cedió, acercándose. Abrí la mano totalmente, dejando que comiese un poco de avena para luego cerrarla y acercarla un poco más a mí. -Venga, come- la animé, dejando nuevamente la comida en la palma de mi mano, ofreciéndosela. Al menos era un buen comienzo. ¿Por qué siempre que pensaba irme acababa encontrándome con algún caballo que lograba captar mi atención? Soña primero, ahora Ámbar. Quizás sencillamente todavía no tuviese que irme, quizás Anita estuviese por llegar...confiaba en que fuese eso. Esbocé una sonrisa y le dí toda la avena que me quedaba, observando el costal lleno que se encontraba del lado de afuera de la valla. -En el box te espera mucha comida y golosinas- aclaré, cruzándome de brazos, observándola con fijeza sin resultar amenazador, pero sí autoritario. Exigía al menos un mínimo respeto de su parte, el mismo que yo tenía al no invadir su espacio personal ni mucho menos, y por ahora todo iba bien. -Te llevo, comes, y luego te dejo en uno de los prados si quieres. ¿Así mejor?- pregunté, conteniendo las ganas de acariciarla. Todavía no, todavía no.

810 Re: Picadero de llegada. el Sáb Mayo 05, 2012 2:09 am

~Ámbar~

avatar
Bajé las orejas cuando mencionó las noches realmente frías en el picadero. -Entonces ahí si vamos mal- Admití, bufando. Admito que sería bueno estar al rayo del sol todo el día, pero no soporto las noches frías... Y para éso un box cálido no es una mala idea. Aunque por otro lado, si él se iba, yo podría escapar fácil y felizmente de aquel lugar para ir corriendo a mi verdadero hogar... Aunque admito que no está mal aquí, por lo que ví antes de que él llegara claro está.
Seguí comiendo y disfrutando de la avena; aunque no era mi comida favorita, era comida y la comida se come ¿verdad? Entonces... NO se desperdicia, hay que hacer un esfuerzo y comérsela ¿verdad...? Aunque por más que diga eso, dicen que el hambre provoca que cualquier comida sea tu preferida con tal de llenar tu estómago hasta reventar. Movió la mano por un momento bufé y me eché hacia atrás de nuevo, con la desconfianza a la vuelta de la esquina. Aunque ciertamente poco duró la desconfianza el hambre le venció y volví a acercarme hacia la mano del jinete. Finalmente terminé de comer la poca avena que quedaba en su mano y relinché más suave, pidiendo más. Mencionó el box y comida. Aquella idea me gustaba y hasta me hacía babear (aunque me abstuve eso último). Se cruzó de brazos y no me habló con un tono amenazador, aunque sí autoritario. Solté una leve risa ante eso, pero lo dejé pasar sin más. No era una mala idea la que me proponía por lo que asentí con la cabeza. -Bien, me parece una buena idea- Dije sonriendo.
Acerqué mi cabeza a su mano y le dí un suave empujón con mi morro, relinchando bastante bajo; -Un caso especial- Dije, mientras me quedaba inmóvil, esperando que acariciara mi frente. Ciertamente era un casio especial y excepcional... Ni que carezca de cariño pero ni una sola caricia en un día ciertamente me ponía... De una manera extraña, deprimida tal vez, admito que suelo ser bastante mimosa con los que les agarro cariño, aunque a él nunca le había visto. Sí, sí, era extraño pero bueno.

811 Re: Picadero de llegada. el Sáb Mayo 05, 2012 3:24 am

Jacob Black

avatar
Poco a poco estábamos progresando. No esperaba que se confiase demasiado a primeras, sin embargo la yegua era lo suficiente inteligente como para saber qué le convenía y qué no. El quedarse ahí, sin demasiada comida ni agua era algo que definitivamente no le convenía ni en lo más mínimo. Me quedé estático hasta que Ámbar se acercó, dándome un toquecito con su morro en mi mano. Me reí y estiré suavemente mi mano, acercándola a su frente con suavidad. Al comprobar que sus intenciones eran...serias, la acaricié con suavidad, dedicándole una sonrisa. Sí, definitivamente estábamos progresando mucho. -¿Ves? Después de todo no era tan difícil- aseguré, riéndome por lo bajo. La acaricié un poco más luego de tomar una de las cabezadas que descansaban encima de la valla. La acerqué a ella y dejé que la olisquease e inspeccionase, viendo que no le iba a hacer daño, pues ya debía de conocer de sobra para qué servía. Se la coloqué suavemente, enganchando el ramal luego y dándole una caricias. -Bien, por ésto ya te mereces una buena ración de alimento- le aseguré entre risas. Comencé a caminar rumbo a la salida de los picaderos, dándole apenas un tirón muy leve indicándole que me siguiera. -Ya verás, preciosa, te acabará gustando éste lugar- aseguré, pues así sería. ¿A qué caballo podría no gustarle éste hermoso lugar? Con la cantidad de posibilidades que tenían, lo bueno que eran los mozos y jinetes, las fabulosas zonas del club y demases. Sí, definitivamente le gustaría. Le tendría que gustar. Claro que entendía que ahora estuviese un tanto más desconfiada de lo que debería, pero era entendible. Había abandonado su hogar, seguramente sin que le quedase otra...estando lejos de todos aquellos a los que habría querido alguna vez y enfrentándose a la difícil realidad de saber que tendría que habituarse a muchas cosas nuevas. Personas nuevas, caballos nuevos. Sencillamente, un modo de vida nuevo.

812 Re: Picadero de llegada. el Sáb Mayo 05, 2012 3:41 am

~Ámbar~

avatar
No esperaba, en absoluto, que a aquel jinete, total y completamente desconocido para mí, confiase tanto en él, aunque ciertamente no me preocupé mucho de eso. Bufé en forma de queja ante su comentario. -Es un caso especial- Me quejé, mientras bajaba mis orejas. Tomó una... Encabezada por lo que parecía y lanzé un relincho aunque luego me calmé mientras lo inspeccionaba y lo olisqueaba, para verificar que era una encabezada y no cualquier otra chuchería que podría ponerme. Hacía rato, un laaargo rato, desde que no me ponían una encabezada. Me quedé estática, inmóvil en mi lugar, esperando a que me colocara la encabezada. Me fijé cada uno de los pasos que realizaba el humano; primero colocó la encabezada y luego enganchó el ramal. Sin duda era un jinete y no un humano cualquiera, claro estaba. Seguí disfrutando de las caricias que me daba (supongo que es un mal hábito el ser de ésa forma... Aunque no le veo mucha desventaja). Sentí unos leves tirones que provocaba el ramal junto con la encabezada. Aquellos tirones no me agradaban en absoluto, pero comencé a caminar detrás del jinete sin emitir queja alguna. Ante su siguiente comentario, negué con la cabeza burlona. -Éso espero- Dije soltando un relincho y sacudiendo un poco mis crines y cola, que llevaban un poco de tierra seca del picadero del cual nos estábamos yendo.

813 Re: Picadero de llegada. el Mar Jul 03, 2012 8:07 pm

Euphoria

avatar
· Euphoria:

Bajé del remolque tranquilo y sin problemas, con una pequeña manta azul que cubría mi manto marrón, relinché y miré hacia los lados, todo era nuevo para mi, algo diferente a las presiones de las Academias, feliz seguí al mozo de cuadra, que me soltó en el picadero y se alejó lentamente, yo me quedé por unos instantes mirándole con mis ojos negros y apagados.

Más tarde aparté la mirada de allí, una vez que se había desbanecido de mi vista, después relinché de nuevo en forma de saludo y troté feliz mente, reuniendome y con paso alegre.

814 Re: Picadero de llegada. el Sáb Jul 14, 2012 8:25 pm

Sofi_horse

avatar
Costa

Sali del remolque de llegada y vi a mucho caballos y un paisaje hermoso, sali y relinche:
hola me llamo Costa la unica potra

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 33 de 33.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 18 ... 31, 32, 33

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.