Clup Hipico

Para los amantes de los caballos o ponis, que pueden ser desde amazonas o ginetes hasta caballos y ponis


No estás conectado. Conéctate o registrate

Hogar de Edward Cullen

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4

Ir abajo  Mensaje [Página 4 de 4.]

76 Re: Hogar de Edward Cullen el Dom Abr 08, 2012 7:39 am

Elizabeth

avatar
-Dadme a mi Romeo, y cuando muera lleváoslo y divididlo en pequeñas estrellas. El rostro del cielo se tornará tan bello que el mundo entero se enamorará de la noche y dejará de adorar al estridente sol- susurré, más allá de que la película ya estaba situada en otra escena, aquella frase era perfecta para Edward. No dudaba que en caso de que realmente pudiese ser posible, todo mundo se quedaría eclipsado ante la enorme belleza de la noche. Y las estrellas llegarían a opacar con total facilidad al astro rey. Acaricié con suavidad el rostro de él, observando cada rasgo de su perfecto rostro. Suspiré suavemente, era tan perfecto que cualquiera podría quedar fácilmente opacado por él. Ni siquiera Romeo lograba aproximarse a la perfección de Ed, similar a la de un ángel caído del cielo. Sí, no podía negar que me costaba creer que efectivamente él estuviese allí, conmigo. Que estuviésemos juntos. Yo, con alguien tan increíblemente perfecto como lo era él. Me reí suavemente ante esa simple y única idea, resultaba algo ilógico, pero prefería no darle vueltas a esos asuntos. Sólo me quedaba agradecer a la vida por haber cruzado nuestros destinos en el momento justo en el que ambos nos necesitábamos. Las imágenes del día en el cual nos habíamos conocido todavía rondaban mi mente a modo de claros flashbacks. El mismo día en el que había conocido a Sadik y a Dajah. Los tres, ahora indispensables en mi vida. -Pero yo te amo mucho más. No se como te has vuelto tan importante para mí, pero eres totalmente indispensable en mi vida- susurré, acariciando su pelo con suavidad, dedicándole una sonrisa.

77 Re: Hogar de Edward Cullen el Lun Abr 09, 2012 4:46 pm

Edward Cullen

avatar
Toda mi atención iba especialmente dirigida hacia Lizzie, mi Julieta que sin lugar a dudas superaba esa clase de belleza tan obvia. Aguardé en silencio, analizando con escrutinio cada una de las palabras que recitaba Lizzie. Aguardé con una sonrisa dibujada en el rostro, una sonrisa simpática a rebosar de felicidad gracias a Elizabeth. Suspiré cuando ella terminó, extendiendo después mi mano hasta rozar con suavidad su delicada piel. Reí por lo bajo, negando con la cabeza lentamente. - Oh, mi Julieta - Fruncí muy levemente el ceño - Rebosas vitalidad y belleza, simpatía y carisma hasta más no poder. Amabilidad, gracia e inteligencia - Reí levemente - Eres la clase de persona esencial en la vida de otra - Suspiré - Por eso te necesito a mi lado - Pegué mi frente a la suya con suavidad - Y gracias a eso me haces ser una persona enormemente egoísta al quererte siempre a mi lado - Esbocé una amplia sonrisa - Te deseo junto a mí por siempre - Sin duda alguna, aquello era totalmente cierto. Desde que la conocía, por su culpa, me había vuelto un ser notablemente egoísta a causa del gran afecto que sentía hacia Lizzie. Suspiré, depositando posteriormente un suave beso en la mejilla de la joven.
Guardé silencio durante unos segundos, sosteniendo la mirada de Lizzie. Acabé echando un leve vistazo al televisor, pues me había abstraído de la película por completo. Y menos mal que lo hice... pues en ésta ya se anunciaban los créditos finales. Reí - Una película bastante entretenida - Comenté, con cierto aire burlón - Pena que me haya abstraído de ella en casi todo momento - Reí con suavidad - Y la culpa es toda suya, señorita - Acusé a Lizzie, señalándola con gracia. Me pasé la mano por el cabello, elevándome de mi asiento después, con la intención de recoger el DVD del dispositivo todavía en marcha. Ya de pié me estiré un poco y me dirigí al dispositivo del DVD, tomando el DVD y apagando éste posteriormente. Guardé la pequeña caja con agilidad y me volví hacia Elizabeth. - ¿Y bien?, ¿Qué desea la señorita que hagamos? ... Tal vez... ¿Darnos un baño?... ¿Pasear? ... O quizá... ¿Disfrutar del momento juntos sin ningún plan en concreto? - Reí con simpatía.

78 Re: Hogar de Edward Cullen el Lun Abr 09, 2012 9:33 pm

Elizabeth

avatar
Acaricié con suavidad una de las mejillas de Edward, a la misma vez que ladeaba ligeramente mi rostro y le dedicaba una sonrisa. Me quedé observándolo con tanto ahínco que siquiera lograba oír claramente en qué escena transcurría la película. Después de todo, ¿qué importaba eso en aquél momento? Nada. Ya tendría tiempo de sobra para verme veinte veces la película si así lo quería, sin mencionar que prácticamente me sabía de memoria todos los diálogos y escenas, al menos los más relevantes. Pero el pasar tiempo allí con él había sido sin lugar a dudas lo que más había valido la pena de todo el día. Además de la cena, claramente. Suspiré, con aquella sonrisa bobalicona presente en mi rostro. Se podía decir que él ya me había conquistado totalmente, pues estaba segura de que haría prácticamente cualquier cosa por Edward. Lo que fuese. Lo que él pidiese. Al escucharlo hablar me quedé en silencio, prácticamente muda, haciendo un esfuerzo por grabar todas y cada una de sus palabra en mi mente. Al escucharlo sencillamente me quedé sin palabras, sin nada para decir, ¿cómo es que podía contestar a algo así? Imposible. Me acerqué con suavidad para besar nuevamente los besos de mi Romeo, más allá de que ciertamente él lo superaba en todos los aspectos posibles. -¿Acaso no te cansas nunca de ser tan perfecto?- me quejé entre risitas, dejando mi frente pegada a la de Edward. -Si tú eres egoísta, ¿yo que soy? No estoy dispuesta a compartirte con absolutamente nadie- me reí nuevamente, más allá de que era totalmente cierto y no estaba segura de qué tan bueno era aquello. No podía negar que sí, por una parte era mi culpa. Pero por otra, era culpa suya, por ser tan increíblemente perfecto y haberme enamorado tanto en cuestión de tan poco tiempo. Al escuchar su comentario sobre la película dirigí mi mirada hacia el televisor, donde ya lo único que se vislumbraba eran los créditos. Me reí, negando con la cabeza. -La culpa es suya, caballero. ¿Qué culpa tengo yo de que Romeo haya quedado reducido a un personaje secundario, a un hombre total y completamente ordinario al estar usted presente? Eso le ha quitado emoción a la película- me quejé, más allá de que todo aquello era una broma, la parte del pobre Romeo era cierta. Deshice aquella especie de abrazo, observándolo levantarse y dirigirse a la televisión. Le dediqué una sonrisa mientras observaba lo que hacía, riéndome ante sus preguntas. -Bueno, lo cierto es que todo suena increíblemente tentador- esbocé una sonrisita traviesa, observándolo. Era bastante tarde, así que aunque no quisiera, tarde o temprano tendría que volver a casa. -¿Qué te parece si damos una vuelta y luego me acompañas hasta casa?- propuse, riéndome suavemente, levantándome del sofá y acercándome a él un par de pasos.

79 Re: Hogar de Edward Cullen el Lun Abr 09, 2012 10:29 pm

Edward Cullen

avatar
Ladeé ligeramente la cabeza, con cierto aire bromista - Ya he dicho que no soy perfecto, por mucho que se diga - Fruncí levemente el ceño mientras negaba suavemente con la cabeza. Me ahorré las palabras a partir de mi último comentario, escrutando ahora cada sílaba que pronunciaba mi acompañante - Sabes que nunca tendrás que compartirme con nadie - Esbocé una dulce sonrisita, tomando posteriormente la mano de Lizzie con suavidad, trazando pequeños círculos en ésta con el dedo índice. Escuché con atención su siguiente comentario - Pobre Romeo - Reí - Tal y como lo dices parece que el pobre joven es totalmente desdichado. - Solté una leve risita - Y es así : Tiene como acompañante a una joven con una clase de belleza demasiado obvia. Que si Julieta es aquello... que si Julieta es lo otro... - Me burlé con simpatía - Demasiada belleza obvia para mi gusto - Esbocé una sonrisa - Resulta más fascinante esa clase de belleza oculta, pero que siempre está ahí - Estaba bastante claro que con ese comentario me refería a mi preciosa Elizabeth.
Paseé la mirada por la estancia en un acto distraído. Clavé la mirada en los cristalinos ojos de Lizzie y ante su último comentario respondí : - Claro. No me apetece quitarte horas de sueño - Bromeé a pesar de que era cierto. Tendí mi mano hacia Elizabeth, en un acto amable.

80 Re: Hogar de Edward Cullen el Lun Abr 09, 2012 11:15 pm

Elizabeth

avatar
-Y yo te he dicho que para mí si lo eres- reclamé con un tono bajo, casi un susurro, pero segura de que fuese lo suficientemente audible como para que Edward comprendiese lo que había dicho. Di una nueva mirada por toda su casa, sonriendo. Ya me resultaba incluso familiar, un lugar acogedor y que me brindaba toda aquella tranquilidad que lograba conseguir estando junto a Edward. Las palabras del susodicho me arrancaron una risa leve, a lo que lo observé. -Eso espero- aseguré. Por otro lado, sabía que el futuro era incierto y que en algún momento podría verme en esa horrible situación en la que él decidiese tomar otro camino. Esperaba que al menos, en caso de que esa realidad en algún momento se presentase en nuestros caminos, fuese en mucho, pero mucho tiempo. La idea de perderlo me producía una sensación de tristeza y vacío en mi interior muy difícil de asimilar. Sabía que ahora que lo conocía, me sería imposible estar sin él. Estreché su mano disfrutando de la calidez que su piel me brindaba. -Julieta no tiene culpa alguna de ser tan bella- me quejé, bromeando, riéndome suavemente. Ante su siguiente comentario no dije nada, ya que tenía poco más que agregar. Esbocé una sonrisa, acariciando su mano y elevando mi mirada hasta los preciosos ojos de él. -Bueno, si es por quedarme contigo no tengo ningún problema en perder cuántas horas de sueño quieras- me reí, encogiéndome de hombros y acercándome a él, comenzando a caminar.

81 Re: Hogar de Edward Cullen el Mar Abr 17, 2012 7:38 pm

Edward Cullen

avatar
La suave luz de la mañana y el cálido roce de los rayos de sol sobre mi espalda habían conseguido despertarme. Me revolví en mi lugar bajo las sábanas con cierta pereza... pero... acabé abriendo los ojos, pues ya iba siendo hora. Los párpados me pesaban a pesar de haber dormido de un tirón la noche pasada. Suspiré a causa de ésto. Me incorporé sobre la cama con lentitud a causa de todavía encontrarme grogui. Me froté el rostro con las manos en un intento de despertarme aunque fuera un poco. Me estiré rápidamente y vacilé un poco antes de levantarme de la cama. Al hacerlo me dirigí hacia el aseo, duchándome y vistiéndome posteriormente. Salí del baño algo más despierto y por ello me dirigí hacia la cocina con un paso enérgico. Cavilé durante el trayecto las posibilidades para el desayuno... pero no tenía demasiadas ganas de cocinar y tampoco quería pasarme demasiado tiempo cocinando... así que me dispuse a comer una taza de cereales. Al terminar de desayunar hice lo típico : fregué los platos, me aseé y me dirigí a tomar el periódico, que como cada mañana se encontraba en el porche delantero a la espera de que alguien lo recogiera. Entré a casa con el periódico en la mano y lo deposité sobre la pequeña mesita del hall. Pensé por unos instantes hacia donde dirigirme... y lo primero que se me ocurrió fueron los establos, pues... desde ayer no me pasaba por allí.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 4 de 4.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.